T. (+34)  617 46 50 39  

Loading...

Una familia de la Noguera promueve la cría en libertad del cerdo ibérico catalán

La familia Roca Enrich emprendió en 2007 en la comarca de la Noguera una iniciativa empresarial para implementar en Catalunya el cerdo ibérico criado en libertad, con vocación de erigirse en un proyecto "identitario" a partir de extender la experiencia lograda estos seis años a otros productores del país. En noviembre, Ibèric Bosc del Siscar ofrecerá al mercado su tercera "cosecha", un centenar de ejemplares de cerdo ibérico que han sido criados en libertad durante todo un año. De momento, la firma comercializa la mayor parte de la producción como carne fresca que tiene como principal destino la restauración, a pesar de que recientemente ha empezado a experimentar con la curación tomando como referencia el 'prosciutto' italiano.

El próximo noviembre, después de doce meses de crianza en libertad y de pasar todos los requisitos sanitarios y administrativos, Ibèric Bosc del Siscar presentará al mercado su tercera "cosecha" de cerdo ibérico, de unos 100 animales, un límite de cantidad que se han fijado los promotores del proyecto para poder garantizar la calidad, textura y exclusividad del producto. El responsable de la gestión del proyecto, Jaume Enrich, se muestra satisfecho por la "buena acogida" que hasta ahora está teniendo su cerdo ibérico, del mismo modo que el conjunto del proyecto, a pesar de que reconoce que "a nivel comercial 100 cerdos son fáciles de vender".

 

Cerdo ibérico criado en libertad

Fernando Granado, jefe de la explotación de Ibèric Bosc del Siscar, explica que la principal diferencia entre los cerdos criados en libertad y los que no está en toda la cantidad de comida que el campo ofrece a los animales, "que no tienen los cerdos alimentados sólo con pienso industrial". En el Bosc del Siscar, los animales disponen de 100 hectáreas valladas de terreno con la presencia de encinas y ginebras, a pesar de que en 2009 un incendio quemó parte del bosque.

Para suplir esta carencia, los responsables de la explotación, con la supervisión de un nutricionista, elaboran su propio pienso a base de maiz, cebada y trigo. "En la alimentación se busca un equilibrio entre un pienso de calidad que aporte proteína, con hierbas y raíces del bosque, para obtener un cerdo de muy buen gusto, grasa muy infiltrada y una textura que lo haga meloso en el momento de cocinar", comenta Rodríguez Enrich. De este modo, el peso medio por canal en Ibèric del Bosc del Siscar es de unos 90 kilos, pese a que algunos cerdos pueden llegar a pesar 130 kilos.

Noticia extraída de: http://www.lavanguardia.com

Modificado por última vez enMartes, 17 Octubre 2017 07:48

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Certificaciones

Sello Calidad Certificado Qweb

Log in

create an account

fb iconLog in with Facebook