T. (+34)  617 46 50 39  

Loading...

La DO Jamón de Teruel reclama incentivos para no desaparecer

Nació hace 30 años para aportar desarrollo sostenible a la provincia, crear riqueza y generar empleo en un territorio poco poblado, con escaso atractivo industrial y olvidado por las administraciones. Lo consiguió y ha logrado que sus frutos perduren en el tiempo. Pero pronto podría dejar de hacerlo. La Denominación de Origen (DO) Jamón de Teruel vive una situación "crítica", según sus responsables, debido a la crisis, al desplome del 20% en el consumo y al incremento de los costes de producción. Hasta el punto de alertar de su posible desaparición. Con el fin de evitar que este distintivo de calidad --y el trabajo de décadas-- se pierda, reclaman incentivos a tres años vista para que los ganaderos obtengan una recompensa a su trabajo y no abandonen la producción.

De los 236 municipios que forman la provincia de Teruel, en 116 de ellos hay al menos una empresa que tiene algún tipo de vinculación con el Jamón de Teruel, según afirma el director gerente de la DO, Fernando Guillén. Matiza que no son "partidarios" de las subvenciones pero es rotundo describiendo la situación del sector: "El enfermo está en la UCI y quizá cuando le llegue el antibiótico ya habrá muerto". Argumenta la metáfora con cifras: la DO llegó a registrar 400 explotaciones de porcino y unas 35.000 madres reproductoras, mientras que actualmente apenas hay 180 granjas y 18.000 madres. "Además, llevamos cuatro años de descenso cuesta abajo y sin frenos en las ventas", añade.

Guillén destaca que tener la DO Jamón de Teruel requiere una crianza especial de los cerdos, que conlleva más tiempo y mayores costes de producción. "Todo el ciclo se completa en la provincia: genética, alimentación, matadero, despiece y secadero. Así es como se crea valor añadido", señala. En este sentido, Guillén comprende que los ganaderos prefieran integrar sus explotaciones o dedicarse al jamón convencional "porque producir un cerdo con denominación de unos 100 kilos cuesta entre nueve y diez euros más que uno normal".

En opinión de Guillén, el futuro de Teruel "pasa por el turismo y la agroalimentación, y ahí el jamón es una seña de identidad". Por eso, no entiende que, cuatro meses después de que el Gobierno de Aragón presentara su estrategia para el sector, el presupuesto --1,5 millones para exportación y 150.000 euros para productos ligados al territorio-- todavía no se haya materializado ninguna medida concreta que alivie la situación.

Noticia extraída de: http://www.elperiodicodearagon.com

Modificado por última vez enJueves, 04 Diciembre 2014 15:28

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Localización

Certificaciones

Sello Calidad Certificado Qweb

Log in

create an account