T. (+34)  617 46 50 39  

Loading...

En busca del falso 'pata negra'

A falta de una nueva Norma de Calidad del que debe estar a punto de publicarse, los servicios provinciales de Consumo de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales están realizando una campaña de inspección en productos ibéricos para controlar el etiquetado y otros requisitos, como las denominaciones de origen y la trazabilidad de estos productos tradicionales y de alto valor económico, conforme a la norma existente. La campaña se desarrolla hasta el próximo 31 de enero y prevé el control de carnes frescas, jamones, paletas y cañas de lomo. 

La norma distingue las producciones en función de la raza (ibérico puro o ibérico) y de la alimentación (de bellota o terminado en montanera, de recebo o terminado en recebo, de cebo de campo y de cebo). 

 

Teniendo en cuenta esta regulación, la campaña, que comenzó el 3 de diciembre, se centra en el control del etiquetado, la verificación de la denominación de origen en caso de que exista, el examen de la trazabilidad que acredita el origen del producto y su recorrido hasta la venta, y el control de la temperatura de mostradores y vitrinas en las que se exponen los productos envasados o no. Los controles se extienden a comercios de alimentación tradicional, grandes superficies y supermercados. 

Respecto a los envasados, se comprueba si cumplen las exigencias establecidas en la Norma General de Etiquetado de Productos Alimenticios y la marca de identificación, entre otras indicaciones. Por su parte, si no están envasados y están dispuestos para su venta en los establecimientos donde se han elaborado, deberán identificarse con un cartel o rótulo que indique elaboración propia. 

En las inspecciones se vigilan especialmente los productos que estén fileteados o loncheados, ya que al convertirlos en porciones puede perderse la identificación, etiquetado, sellos u otros similares. 

Del mismo modo, se comprueba la veracidad de las denominaciones de origen que pretendan emplearse. Las reconocidas por la Unión Europea son Jamón de Huelva, Los Pedroches, Jamón de Guijuelo y Dehesa de Extremadura. 

Otro de los aspectos que se verifica es que las piezas no incluyan menciones prohibidas como bodega, reserva y gran reserva. Además, se vigila el uso de términos así como Jamón Excellent, Jamón Summum, Jamón Premium, Jamón Ibérico Reserva Especial y Jamón Ibérico Gran Selección, para verificar que existe una denominación de origen que lo permita. 

Los incumplimientos detallados constituyen infracciones leves en materia de consumo y llevan aparejadas sanciones que oscilan entre 200 y 5.000 euros. No obstante, se tendrán en cuenta circunstancias agravantes como que se haya actuado de forma deliberada o bien se trate de una práctica habitual o afecte a un gran número de consumidores, considerándose estos supuestos infracción grave con una sanción de entre 5.001 y 30.000 euros.

Noticia extraída de: http://www.huelvainformacion.es

Modificado por última vez enMartes, 17 Octubre 2017 10:58

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Certificaciones

Sello Calidad Certificado Qweb

Log in

create an account

fb iconLog in with Facebook