T. (+34)  617 46 50 39  

Loading...

El Ministerio de Agricultura reformula la norma de calidad de las carnes ibéricas

Agricultura ha concluido la redacción del proyecto final de la norma de calidad del los productos ibéricos (carne, jamón, paleta y caña de lomo ibérica). Tal y como anunció este viernes en un comunicado, el nuevo texto es, según el ministerio, "comprensivo de los distintos modelos de producción existentes" y se ha formulado "en constante diálogo con las comunidades autónomas y el sector en los últimos meses".

El propósito de esta nueva medida es "garantizar la conservación de la raza ibérica y la dehesa, la defensa del consumidor y facilitar el mantenimiento de los diferentes modelos productivos". A partir de este momento, el proyecto concluirá su tramitación administrativa y llegará en un futuro al Consejo de Ministros para su aprobación.

Para ello, los responsables de Agricultura han planteado una reducción de las denominaciones de venta a tres, en función de la alimentación y el manejo: 'bellota', 'cebo de campo' y 'cebo'. Los tres tipos llevarán también pareja la mención '100% ibérico' o "ibérico', en función de la pureza racial del animal. Y en el caso de animales cruzados deberá incluirse obligatoriamente en la etiqueta el porcentaje de raza ibérica.

 

Entre las nuevas reglas de juego se hace mención expresa a la confusión que existe para el consumidor a la hora de comprar estos productos. De ahí que el etiquetado no podrá usar "nombres, logotipos, marcas, imágenes, símbolos o menciones facultativas que puedan inducir a error" respecto a la denominación de venta.

De cara a la producción, se restringe el número máximo de cabezas de ganado en las dehesas y se aumenta la superficie mínima exigida en el caso de los animales del sistema de cebo. Con ello se quiere mejorar también la alimentación y el bienestar de estos cerdos. Además se detallan los días requeridos para elaborar el producto, los pesos de las piezas o los pesos del animal a la hora de ser sacrificado.

Por último, se potenciarán también "los sistemas de control y de trazabilidad" tanto de los animales como de su manejo, con el objetivo de que la norma sea "clara en su interpretación, fácilmente aplicable y garantice la calidad".

Reacciones de las autonomías

Las reacciones a la norma no han tardado en producirse. Y si bien la norma había generado multitud de declaraciones cruzadas entre productores de ibérico de diferentes autonomías, el texto final parece haber satisfecho las demandas de los Gobiernos de Extremadura, Andalucía y Castilla y León.

De este modo, el Gobierno extremeño se ha mostrado "muy satisfecho" con el borrador definitivo de la norma, ya que recoge las reivindicaciones de la región.

El consejero de Agricultura del Gobierno regional, José Antonio Echávarri, ha comparecido en rueda de prensa para ofrecer la postura del Ejecutivo extremeño. Echávarri ha asegurado que, del conjunto de las Comunidades Autónomas, "seguramente Extremadura es la que está más satisfecha porque se han recogido sus reivindicaciones" que, ha recordado, quedaron plasmadas en el Acuerdo Estratégico que sellaron en marzo de 2012 el Gobierno autonómico y el sector del porcino extremeño.

Desde Andalucía, el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta, Luis Planas, cree que la medida atiende buena parte de las demandas de la región, entre las que destacan la incorporación de la raza en la denominación, clarificar la alimentación y manejo de los animales, diferenciar los productos de la dehesa y mejorar el etiquetado prohibiendo la utilización de imágenes que pudieran confundir al consumidor, si bien "otros aspectos importantes finalmente no se han tenido en cuenta".

En último lugar, La Junta de Castilla y León ha considerado este viernes "positiva" y "asumible" por la industria castellanoleonesa la nueva norma de calidad.

La viceconsejera de Desarrollo Rural, María Jesús Pascual, explicó en declaraciones a la prensa que el conflicto sobre la especificación del porcentaje de pureza racial se ha resuelto con su exclusión de la denominación de venta y del lugar donde se especifican los ingredientes, aunque debe incorporarse en el etiquetado de la marca comercial y "en el mismo campo visual".

La polémica

Pese a la insistencia en el diálogo con el que ha sido elaborada esta norma, la medida no venía exenta de polémica desde las diferentes denominaciones productoras. Así, el presidente de Iberaice -la entidad más representativa en España del sector industrial del cerdo ibérico-, Carlos Díaz, calificaba el texto el pasado diciembre de "inadmisible, inaceptable" y "extraordinariamente lesivo" en una reunión con representantes del sector en Castilla y León.

Finalmente, Díaz ha mostrado este viernes un "moderado optimismo"ante el proyecto final de norma de calidad del Gobierno que, en su opinión, evitará los perjuicios económicos que denunciaba de anteriores borradores.

El producto ibérico "puro" se localiza fundamentalmente en Andalucía y Extremadura. Y ello soliviantó en su momento los ánimos de la industria en Castilla y León, que acusó a estos productores de haber decidido una estrategia comercial de utilizar nombres "despectivos" para otros productos distintos.

Noticia extraída de: http://www.elmundo.es

Modificado por última vez enMiércoles, 03 Septiembre 2014 09:17

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Localización

Certificaciones

Sello Calidad Certificado Qweb

Log in

create an account